Vainilla

Cod.artículo: 65

CHF 24.90

En stock
Nombres en latín:  Vanilla planifolia = Notylia planifolia = Myrobroma fragrans  = Vanilla aromatica = Vanilla sativa
Nombres sinónimos en español:  Vainilla, Vainillero, Bejuquillo, Vainilla mexicana
Nombres en inglés:    Vanilla
Partes destiladas: Vainas curadas
 
  • Abra el frasco y huela: esto le ayudará a controlar los atracones de comida sin hambre. 
  • Suave y cargado de erotismo. Sobre todo con una copa de champán: moje un poquitín su meñique con Vainilla y después, despacio, remueva éste en el champán. 
  • Para un masaje sensual: dos gotas de vainilla con aceite de Jojoba. Nuca, hombros, espalda, vientre, muslos, cara, en fin, todo el cuerpo hundido en felicidad. 
  • Dos o tres gotas en la “fondue” de chocolate…..!una maravilla!
 
Cuando uno ve una vaina de vainilla, ¿ cómo saber a que planta pertenece ?
 
Pues la respuesta es que la Vainilla es una Orquidácea, o sea, de la misma familia de las orquídeas. Es efectivamente de la misma familia que las famosas Phalaenopsis u “Orquídeas alevilla” que nos maravillan tanto en las floristerías y que nos llenan de orgullo cuando reinan, finalmente, en la mesa del comedor. 
 
Esto es un primer paso para comprender como puede ser un Vainillero. 
 
Como algunas otras Orquídeas, la Vainilla es una planta trepadora. Puede llegar a medir hasta 30 metros de alto. Tienen hojas consistentes, carnosas y hasta con textura de cuero, parecidas a las Orquídeas de salón. Tiene un follaje denso y puede llegar a tener unas 100 flores al mismo tiempo, cuyo color varía del  blanco-crema a un verde-amarillo pastel. Esto nos induce a pensar que su tronco es fuerte y grande, lo que no es el caso, ya que su tallo principal tiene, apenas, el grosor de un dedo, o de un buen dedo de jardinero. Este es su primer aspecto mágico. 
 
Su segundo aspecto mágico es él de sus flores. Mientras que las flores de nuestras Orquídeas de salón se dejan admirar durante mucho tiempo, las flores del Vainillero, se abren por la mañana y se cierran por la noche. Y, a la mañana siguiente se mueren y se caen,  hayan sido polinizadas o no. Con tan poco tiempo uno se imagina al Vainillero continuamente rodeado por insectos “estresadísimos” queriendo fertilizar la planta antes de que sea demasiado tarde. ¡Pero no! El Vainillero es “zen”, tranquilo, bien centrado en la dulzura y la simplicidad del Chakra del corazón. Sólo tiene dos amigos de simbiosis a los cuales les permite llevar a cabo la polinización: el colibrí (son esos pequeño pájaros de colores que tienen la característica de poder volar en el mismo sitio) y las abejas sin aguijón (es decir sin defensa agresiva). Ningún otro animal puede polinizar la Vainilla, y los dos animales a quienes se lo permite, son autóctonos de Méjico y de la región centro-americana. 
 
La dificultad para ser polinizada en otros lugares ha sido una de las razones que han marcado el cultivo de la Vainilla con tejemanejes geopolíticos. Pero no sólo esto, sino que, aunque la flor haya sido polinizada, la vaina que produce no es más que algo parecido a una vulgar judía verde, que no tiene nada que ver, tanto de punto de vista gustativo, como aromático, con la especia favorita de nuestros chocolates y postres. El fruto tiene que ser procesado. 
 
La transformación de la Vainilla es un proceso largo y complejo. Consiste en recolectar los frutos a un nivel particular de maduración. Después hay que hervirlos a una temperatura estable de unos 60 grados (todo un arte si solo se tiene cazuela y fuego). Después de un tiempo preciso,  hay que volverlos a cocer por un tiempo dado. Finalmente hay que dejarlos al sol para que se sequen, teniendo cuidado de que no se sequen demasiado. Es un trabajo enorme, que necesita mucha precisión pero que no dispone de muchos herramientas de control. 
 
Y, ¿esas historias geopolíticas? Todo empieza ya con los Aztecas, siendo la Vainilla originaria de Méjico. Éstos son los que desarrollaron y llegaron a tener total maestría sobre el proceso de transformación de la Vainilla. ¡Quién sabe como, si por intuición o por inspiración! A pesar de esto, y aunque hubiesen creado grandes plantaciones de Vainilleros, los mejicanos no consiguieron tener una producción suficiente, y no consiguieron exportar lo suficiente. Claro, como hemos dicho antes, dependían de que los colibrí y las abejas sin aguijón pudieran llevar a cabo la polinización de las flores. 
 
Por su parte, los franceses, potencia colonizadora en ese entonces, llenó la isla de la Reunión (llamada entonces isla Burbón) de plantaciones de Vainilleros, y desarrollaron, al cabo de unos años, un método de polinización manual. Sus plantaciones se llenaron de una cantidad gigantesca de vainas listas para ser transformadas en Vainilla. Pero, desgraciadamente, no sabían como procesarlas, secreto en las manos de los mejicanos. Entonces mientras que los mejicanos se preguntaban como diablos los franceses conseguían obtener tal productividad de vainas, los franceses se preguntaban como diablos los mejicanos podían transformarlas en Vainilla. 
 
Fue entonces cuando los franceses propusieron a los mejicanos un intercambio: los franceses enseñarían a los mejicanos a llevar a cabo la polinización manual; y los mejicanos enseñarían a los franceses a procesar las vainas. Parecía un intercambio justo. Excepto que, lo que no sabían los mejicanos, era que los franceses tenían plantadas superficies tan enormes de Vainilleros en sus colonias, que no tardaron nada en desbancar a Méjico y a dominar el mercado mundial de la Vainilla.
 
Pero ¿nos permite esto decir que nuestros postres y nuestros platos están, hoy por hoy, hechos con Vainilla francesa? Pues no. En realidad la verdadera Vainilla es extremadamente poco común en los alimentos, y está totalmente ausente de nuestros productos de cosmética. La verdadera Vainilla cuesta de 700 a 1000 veces más que la Vainillina (nombre de la Vainilla de síntesis). Pero, como se trata exactamente de la misma molécula, los fabricantes se han otorgado el derecho de escribir, en las etiquetas de los productos, “aroma natural”, aunque no sea más que Vainillina. 
 
¡Es un escándalo! Y más aun cuando sabemos que la famosa Vainillina se obtiene a partir de los desechos de las fábricas de pasta de papel o, mejor aún, de boñigas de vaca secas y después cocidas. ¡Nada apetecible! Pero esta es la realidad, así se fabrican nuestros champús y nuestros yogures. Hasta aquellos que tienen los famosos granitos negros: éstos no son más que falsas decoraciones que se añaden después de la fabricación. 
 
Pero….!que no cunda el pánico! Existen productos (eso sí más caros) hechos con Vainilla verdadera. Basta con leer la etiqueta. Casi siempre son productos artesanales. Contienen extractos nobles hechos con agua o con alcohol. Los extractos de Gedane son un ejemplo. Son fabricados con Vainilla verdadera y los puede utilizar para repostería, tartas y chocolates. ¡Son como un gran agradecimiento a esta gran planta que nos regala magníficos frutos y sublimes gustos y aromas!
 
Nos extrae de nuestra propia capacidad de enfadarnos o irritarnos. 
Estimula el buen humor.
Ayuda a resistir al picoteo (para eso huélala en el momento).
Permite alimentarnos de amor, de sensaciones y de luz.
Da, al sentido del gusto, un alcance más allá de la materia. 
Hace que sintamos de manera más intensa las intenciones y las sensaciones, sobre todo las energéticas. 
Hace que los conceptos abstractos se nos vuelvan comprensibles. 
Hechiza, cautiva, atrae, “erotiza” : es un afrodisíaco suave.
Crea una burbuja protectora. 
 

Aphrodisiaque
Antistress
Apéritif
Modérateur d’appétit
Antidote traditionnel aux morsures de serpents
Anticonvulsif

Fatigue sexuelle, Désintérêt sexuel
Stress
Irritabilité, Enervement, Hypersensibilité
Manque d’appétit
Boulimie, Fringale irrésistible
Morsures de serpents (utiliser comme complément !)
Convulsions

2
4

Desarrolla la dulzura de Kapha
Disminuye las veleidades belicosas de Pitta
Tranquiliza y centra Vata
 
Tierra
Éter
Agua
 
La Vainillina (= 4-hidroxi-3-metoxibenzaldehído) es producida de manera sintética para la industria alimentaria. La Vainilla natural es muy rara debido a su precio tan elevado. 
Aldehídos y alcoholes aromáticos plurifuncionales (vainillina hasta 85%, 4-hidroxibenzaldehído 0-10%, para-hidroxibenzaldehído 0-5%)
Éteres (4-hidroxibencil metil éter 0-1%)
Vetispiranos 0-1%
Cetonas: ninguna
Furanocumarinas: ninguna
 

        Batch VAN1002/268  (Lot, 395 Ko, French)

Ninguna contraindicación conocida en dosis fisiológicas.
Mantener fuera del alcance de los niños.
Niños y mujeres embarazadas: ninguna contraindicación en dosis fisiológicas.
 
 
Acceda a la página de las Limitaciones de empleo de los aceites esenciales.
 
Gedane
ACCESO RÁPIDO :

Aceites Esenciales

Abeto balsámico Abeto negro Agatophylle Agatophylle leaves Ajowan Ajwain Albahaca exótica Albahaca sagrada Albahaca santa (Tulsi) All-spice Allspice Angelica Angélica Apio Arabian jasmine Árbol del té m.a. Archangel Balsam fir Basil (exotic) Bay laurel Bergamot Bergamota Black pepper Black spruce Blue ginger Cálamo Cananga Cane Canela de Ceilán Canela de Ceilán (corteza) Canela de Ceilán (hojas) Cardamom Cardamomo Cedar Cedarwood Cedro del Himalaya Celery Ceylan citronella Chamomile Chamomile(roman) Cilanthro (leaves) Cilantro Cinnamon Cinnamon bark Cinnamon leaves Ciprés Citronela de Ceilán Citronella Clavo de especias Clavo de especias (clavos) Clavo de especias (hojas) Clove Clove bud Cochingrass Comino Common sage Coriander Cumin Cupressus Curcuma Cúrcuma arómatica Cúrcuma larga Curry leaf Curry plant Curry tree Cuscusgrass Cypress Davana Deodar Cedar Dill East-indian Lemongrass Enebro Enebro (bayas) Eneldo Eucaliptus radiata Eucalyptus radiata Everlasting Exotic basil Fennel Fir Fir (Balsam) Flag Frankincense Galanga Galangal Garden Angelica Garden dill Gaulteria olorosa Geranio Geranium Ginger Gingergrass Grapefruit Greater galanga Green Mandarin Green cardamom Green pepper Grey eucalyptus Helichrysum angustifolium Helichrysum italicum Helicriso italiano Hierbabuena Himalayan cedar Hinojo Hoja de curry Holy basil Ilang-ilang Incienso Indian Basil Indian Frankincense Indian wintergreen Jamanatsi Jasmine Jazmín Jazmín (absoluto) Jazmín sambac Jazmín sambac (absoluto) Jeera safed Jengibre Jessamine Juniper berries Khus-khus Laurel Lavanda Lavender Lemon Lemongrass Lima dulce Limetta Limón Macassar-oil plant Mace Malabargrass Mandarin Mandarina verde Manzanilla romana Mediterranean sweet lemon Menta piperita Mirra Mirra molmol Molmol Myrrh Mulilam Muskroot Myrrh Naranja Nard Nardin Nardo del Himalaya Narrow leaf eucalyptus Narrow leaved peppermint Norway pine Nuez moscada Nuez moscada (arilos) Nuez moscada (frutos) Nutmeg Officinal lavender Officinal rosemary Orange Orange (sweet) Orange bergamot Orange peel Oregano Orégano Palmarosa Parsley Patchouli Patchuli Pelargonium Pepper Peppermint Perejil Pimento Pimienta blanca Pimienta de Jamaica Pimienta negra Pimienta verde Pine Pine (Norway) Pino silvestre Pomelo Ravensara Ravensara aromática Ravintsara Roman chamomile Romero QT alcanfor Rose geranium Rose pelargonium Rosemary Rosemary borneon Rosha grass Royal jasmine Sacred basil Sage Salai Frankincense Salvia Sambac Scotch pine Shaddock Spanish jasmine Spearmint Spikenard Spruce Sweet cane Sweet celery Sweet fennel Sweet flag Sweet lemon Sweet lime Sweet limetta Sweet orange Tea tree Tea tree m.a. Thai galangal Thai ginger Thyme Thyme (thymol) Tomillo común QT timol Tropical Basil True lavender Tulsi Turmeric Vainilla Valerian Valeriana Vanilla Vanille Vetiver White cumin White pepper Wild marjoram Wintergreen Yellow lemon Ylang-ylang Zanthoxylum Zanthoxylum rhetsa
Cargando...