Los Elementos

Earth
Elément EtherWater
AirFire

Es posible que le resulte fácil e interesante hacer conexiones entre estas páginas sobre los elementos y la de los Doshas (las tres bio-energías de la medicina ayurvédica).
 
Efectivamente, los tres Doshas están compuestos por 5 elementos. 
Y el simbolismo de los elementos se pueden ver perfectamente en los Doshas. 
Pero, antes de todo, empecemos por los elementos que son parte de Vata, Pitta y Kapha. 
 
Tanto si usted es un aficionado como si es un profesional de la medicina china, le sorprenderá lo diferente que es el simbolismo de los elementos, según los presente la medicina china o la ayurvédica. 
 
En Ayurveda, se emplea un sistema adoptado hace mucho tiempo por el sub-continente indio, el hinduismo, el sufismo, el tantrismo, etc, y que va desde la cuenca del Oriente próximo hasta la región de Cambodia-Laos-Tailandia, pasando por la región del Tíbet y Mongolia. 
 
Veamos ahora que es lo que significa está división geográfica. 
 
Ya que, una vez que hayamos comprendido las diferencias de funcionamiento de estas dos puntos de vista, entonces habremos comprendido casi todo, además de que esto nos ayudará a comprenderlo todo mucho mejor, simplificando el resto de las explicaciones. 
 
La medicina china, que tiene unos 3000 años, es una ciencia aplicada que tiene como objetivo comprender el funcionamiento del cuerpo humano para poder curarlo en el marco de un funcionamiento bipolar del universo, es decir del Yin y el Yang. 
 
Es un concepto de influencias interrelacionadas, basado en el movimiento y en la ciclicidad. 
Su objetivo es la sanación del hombre, la observación de los fenómenos energéticos que están en movimiento en su cuerpo y, desde esta base, apunta también, a comprender el universo. 
 
El Ayurveda, que se viene aplicando en medicina desde hace más de 5000 años, no es, en sí, una medicina. De punto de vista etimológico, Ayurveda quiere decir “ciencia de la vida”. 
Y, puesto que una de las cosas que forma parte de nuestro universo es el hombre, entonces los conceptos de esta ciencia también se le aplican. 
Y, consecuentemente, esta ciencia también se ha de interesar en el hombre. 
Lo hace describiéndolo según su comprensión del universo. 
 
Entre el Ayurveda y la Medicina China, no se puede decir que uno sea mejor que el otro. 
En realidad son diferentes y perfectamente compatibles de punto de vista conceptual.
Lo único es que no son compatibles cuando se utilizan tal cual durante una aplicación directa. 
 
Volvamos a nuestros elementos. 
 
En Medicina China, los elementos están colocados en un sistema cíclico y se inter-influencian entre ellos. 
Siguiendo un orden preestablecido, un elemento genera al siguiente y, siguiendo el mismo orden pero saltando un elemento, cada uno de los elementos controla y tiene la capacidad de disminuir al siguiente (y como son 5 elementos, cada elemento tiene su turno).
 
Todo este sistema existe gracias al Yin y al Yang que también influencian su puesta en movimiento. Claro, esto es una simplificación que igual no guste a los especialista del tema. Pero, aquí, nos es útil. 
 
En Ayurveda, los elementos están colocados, no de manera cíclica, pero de manera progresiva, más como etapas que como inter-influencias. 
 
Los elementos crean el universo en su totalidad y, a la vez, son el resultado de la creación del universo. 
 
En sistema que sirve de marco a los cinco elementos conlleva los postulados siguientes:
  • La conciencia es el origen de todo. 
  • La conciencia y la intención, siendo responsables de la materia, le son primordiales en el como las cosas funcionan. 
  • Desde la conciencia hasta la materia (pasando por todo lo que se quiera: las emociones, la intuición, los sueños y la forma), todo depende de la progresión de la densidad del universo o de la conciencia. 
  • De este modo, lo que podemos ver o tocar es únicamente una forma más densa de la intención que lo ha creado. 
  • El universo está compuesto por una gran trama que no es más que, fundamentalmente, una sola cosa, pero que se extiende en diferentes planos que son, a su vez, densificaciones progresivas de esta misma conciencia. 
 
Los elementos son los grados de densificación gracias a los cuales la materia puede existir. En total, hay 5 elementos, y estos 5 elementos están presente en, absolutamente, todo. Lo único que cambia es la proporción de cada elemento y, sobre todo, la manera que tiene para expresarse. 
Y, si quisiéramos llegar al fondo de las cosas, diríamos que hasta la proporción de los elementos es la misma en todo, y que, lo único que cambia, es, en realidad, la expresión de cada elemento. 
 
Tenemos, empezando desde el elemento más denso y hasta él menos denso:
  • La Tierra
  • El Agua
  • El Fuego
  • El Aire
  • El Éter
 
Los elementos son los principios de las cosas. 
Son elementos que hay que entender, no como objetos, sino como principios.
 
Por ejemplo, si pensamos en un fuego con llamas, en él habrá sin duda y de manera preponderante el elemento fuego, pero los demás elementos también estarán presentes. 
Las llamas, de hecho, se mueven con los movimientos ascendientes del elemento Aire. 
Esto le parecerá todavía confuso - lo que es normal – hasta que hayamos visto, uno por uno, los cinco elementos. 
 
Como  hemos dicho, éstos se encuentra en cada cosa….por lo tanto también se encuentran en el interior del hombre, de su entorno, y hasta dentro de los aceites esenciales. 
Hasta se pueden ver en la manera que tiene el hombre de interactuar con su propio entorno. 
 
De este modo, su vida en su entorno influenciará el equilibrio entre estos 5 elementos dentro de sí mismo, puesto que se influenciará mutuamente con todo lo que entra en interacción, y hasta que esta misma interacción será, también, un elemento que influirá en el resto. 
 
Pero, para entenderlo mejor, tomemos un ejemplo de una relación entre el hombre y un elemento de su entorno. 
Un árbol por ejemplo.
 
La interacción entre el hombre y un árbol será influenciada por los 5 elementos contenidos en el árbol. Esto es cierto, pero veamos primero la influencia de la interacción. 
Imaginemos una situación idéntica entre dos personas que interactúan materialmente con la misma proximidad, la misma exposición, y la misma frecuencia que se tendría con el objeto-testigo (es decir, en el caso del árbol consistiría en ir cotidianamente delante del árbol y mirarlo durante dos minutos).
 
Una persona pasa, de manera cotidiana, delante de un árbol y lo mira durante dos minutos. 
Su interés se sitúa en la estimación de la cantidad de leña que este árbol podría producir. 
Se maravilla por la grandeza y la majestuosidad de este árbol tan masivo. 
 
Otra persona pasa, de manera cotidiana, delante del mismo árbol y lo mira dos minutos.
Su interés se sitúa en la estimación de la experiencia acumulada que este árbol podría compartir. 
Se maravilla por la grandeza y la majestuosidad de este árbol tan masivo. 
 
La primera persona tiene una interacción muy Tierra con el árbol. 
Esto estimulará en ella, de manera preponderante, el elemento Tierra. 
 
La segunda persona tiene una interacción muy Éter con el árbol. 
Esto estimulará en ella, de manera preponderante, el elemento Éter. 
 
Vamos comprendiendo así lo que todo esto quiere decir. 
Acabamos de ver, con este ejemplo, de que manera los elementos están presentes, no sólo dentro de las cosas, pero también en la interacción de las cosas. 
 
Vamos comprendiendo la riqueza que se esconde detrás de este sistema, y lo enriquecedor que sería poderlo entender a fondo. 
No tenemos aquí, únicamente, una herramienta para ver lo que las cosas contienen, pero, además, vamos a hacernos con una herramienta para percibir que cada plano de funcionamiento encierra todo el potencial para equilibrarnos. 
Empezando por la interacción en sí misma….lo que nos coloca, de manera poderosa, frente a la responsabilidad de la calidad de nuestras interacciones con el mundo. 
 
Con esta pequeña introducción del tema, hemos ido más lejos de lo que podríamos imaginarnos. Esto también nos da el derecho, a los más especialistas de entre nosotros, al debate interno, para que podamos poner en tela de juicio nuestros propios conocimientos, que muchos años de práctica han llenado de orgullo (impulsión del movimiento: Éter). 
Bastaría igual con aligerarlos. 
Recrear es el Éter, él contiene nuestros conocimientos, es el Éter. 
 
En total hay 5 elementos, pero, cuales son, según el Ayurveda, los objetivos de la vida:
 
  • Cumplir con sus obligaciones hacia la sociedad. 
  • Acumular posesiones al mismo tiempo que cumplimos con nuestros deberes. 
  • Satisfacer, de manera legítima, sus deseos, gracias a lo que uno posee. 
  • Darse cuenta que la vida esconde más tesoros que las tareas, las posesiones y la satisfacción de los deseos. 
  • Utilizar como soporte de nuestras vidas, no las tareas, las posesiones o la satisfacción de los deseos, pero le flujo de la vida misma, y el hecho de cumplir nuestro propio rol hacia sí mismo.
 
 
 
Gedane
ACCESO RÁPIDO :

Aceites Esenciales

Abeto balsámico Abeto negro Agatophylle Agatophylle leaves Ajowan Ajwain Albahaca exótica Albahaca sagrada Albahaca santa (Tulsi) All-spice Allspice Angelica Angélica Apio Arabian jasmine Árbol del té m.a. Archangel Balsam fir Basil (exotic) Bay laurel Bergamot Bergamota Bigaradier feuilles Black pepper Black spruce Blue ginger Cálamo Cananga Cane Canela de Ceilán Canela de Ceilán (corteza) Canela de Ceilán (hojas) Cardamom Cardamomo Cedro (Atlas) Celery Ceylan citronella Chamomile Chamomile(roman) Cilanthro (leaves) Cilantro Cinnamon Cinnamon bark Cinnamon leaves Ciprés Citronela de Ceilán Citronella Clavo de especias Clavo de especias (clavos) Clavo de especias (hojas) Clove Clove bud Cochingrass Comino Common sage Coriander Cumin Cupressus Curcuma Cúrcuma arómatica Cúrcuma larga Curry leaf Curry plant Curry tree Cuscusgrass Cypress Davana Dill East-indian Lemongrass Enebro Enebro (bayas) Eneldo Eucaliptus radiata Eucalyptus radiata Everlasting Exotic basil Fennel Fir Fir (Balsam) Flag Frankincense Galanga Galangal Garden Angelica Garden dill Gaulteria olorosa Geranio Geranium Ginger Gingergrass Grapefruit Greater galanga Green Mandarin Green cardamom Green pepper Grey eucalyptus Helichrysum angustifolium Helichrysum italicum Helicriso italiano Hierbabuena Hinojo Hoja de curry Holy basil Ilang-ilang Incienso Indian Basil Indian Frankincense Indian wintergreen Jamanatsi Jasmine Jazmín Jazmín (absoluto) Jazmín sambac Jazmín sambac (absoluto) Jeera safed Jengibre Jessamine Juniper berries Khus-khus Laurel Lavanda Lavender Lemon Lemongrass Lima dulce Limetta Limón Macassar-oil plant Malabargrass Mandarin Mandarina verde Manzanilla romana Mediterranean sweet lemon Menta piperita Mirra Mirra molmol Molmol Myrrh Mulilam Muskroot Myrrh Naranja Nard Nardin Nardo del Himalaya Narrow leaf eucalyptus Narrow leaved peppermint Norway pine Officinal lavender Officinal rosemary Orange Orange (sweet) Orange bergamot Orange peel Oranger amer feuilles Oregano Orégano Palmarosa Parsley Patchouli Patchuli Pelargonium Pepper Peppermint Perejil Petitgrain Bigarade Pimento Pimienta blanca Pimienta de Jamaica Pimienta negra Pimienta verde Pine Pine (Norway) Pino silvestre Pomelo Ravensara Ravensara aromática Ravintsara Roman chamomile Romero QT alcanfor Rose geranium Rose pelargonium Rosemary Rosemary borneon Rosha grass Royal jasmine Sacred basil Sage Salai Frankincense Salvia Sambac Scotch pine Shaddock Spanish jasmine Spearmint Spikenard Spruce Sweet cane Sweet celery Sweet fennel Sweet flag Sweet lemon Sweet lime Sweet limetta Sweet orange Tea tree Tea tree m.a. Thai galangal Thai ginger Thyme Thyme (thymol) Tomillo común QT timol Tropical Basil True lavender Tulsi Turmeric Vainilla Valerian Valeriana Vanilla Vanille Vetiver White cumin White pepper Wild marjoram Wintergreen Yellow lemon Ylang-ylang Zanthoxylum Zanthoxylum rhetsa
Cargando...